21 de mayo de 2018

La CNT convoca huelga parcial en el servicio de limpieza de edificios y locales de competencia municipal

 Las limpiadoras del ayuntamiento de Adra harán paros de dos horas para reivindicar que se contrate más personal
 
La sección sindical de CNT en el Ayuntamiento de Adra ha  convocado  paros parciales de dos horas los días 4, 6 y 7 de junio para reclamar  la ampliación de la plantilla de limpiadoras municipales con nuevas contrataciones y la conversión de los contratos fijos discontinuos existentes en fijos. Estos paros, previstos al inicio del turno, están convocadas todas las limpiadoras municipales y son consecuencia de la nula voluntad por parte del ayuntamiento de atender las demandas de más personal que desde la central anarcosindicalista CNT, central con mayor afiliación entre el colectivo,  viene reclamando al consistorio para poder prestar un servicio con un mínimo de calidad.
Los números no engañan, en la actualidad, están  trabajando en esta área un 57% menos de personal. En una década se ha pasado de 42  a 24 limpiadoras. Una plantilla exigua para atenuar, las posibles contingencias que se producen por bajas por Incapacidad Temporal, permisos retribuidos etc  y  prestar al mismo tiempo, un servicio óptimo en la limpieza de unos edificios y locales que han ido incrementándose con el tiempo. El  aumento de la carga de trabajo es palpable  con la incorporación del Museo del Mar, los ambulatorios de las barriadas de Puente te del Río y La Curva etc. Edificios que se limpian sustrayendo personal de sitios tan sensibles como  los colegios públicos de educación primaria. 
 La convocatoria de estos  paros parciales es solo el inicio de una convocatoria de huelgas más prolongada si no hay soluciones a corto plazo.  La falta de personal es un problema muy grave atribuible exclusivamente, a una gestión nefasta del PP. Solo con el sobreesfuerzo  de la plantilla de limpiadoras,  a costa de su salud (actualmente hay 6 trabajadoras de baja) han conseguido minimizar, para que  los usuarios de estos edificios e instalaciones no perciban de una manera patente, el impacto negativo de una plantilla tan mermada que tiene además, una media de edad avanzada.
 
Desde CNT recordamos que el colectivo de las limpiadoras municipales viene siendo sistemáticamente agraviado por el consistorio. A la reciente sentencia por discriminación salarial indirecta por razón de género, que el ayuntamiento recurrió para demorar lo máximo posible, el abono a las limpiadoras  de  las indemnizaciones y de la aplicación de la subida salarial a la que ha sido condenado en primera instancia, hay que sumar, el requerimiento de hace unos años de la Inspección de Trabajo para que se les hiciera entrega, como al resto del personal laboral,  de vestuario de invierno tras la denuncia de la CNT.
 
De no alcanzar un acuerdo serio en el SERCLA,  al que Comité de Huelga y Ayuntamiento de Adra están emplazados a reunirse próximamente, la CNT tiene previsto movilizarse durante los días de paro para que exteriorizar al máximo la problemática de las limpiadoras que no están pidiendo otra cosa que la ampliación de la plantilla con nuevas contrataciones para poder prestar en colegios y otros edificios públicos de competencia municipal, un servicio con una plantilla adecuada a la carga de trabajo que tienen.

24 de marzo de 2018

El 8 de marzo CNT recordó que en el Ayuntamiento de Adra hay discriminación salarial por cuestión de género


 La huelga general se siente entre el colectivo de limpiadoras

La central anarcosindicalista CNT ha vuelto a señalar durante la jornada de huelga general feminista convocada este 8 de Marzo, al Ayuntamiento de Adra al que califica como campeón de la discriminación salarial por cuestión de género. No es un galardón injustificado, el consistorio abderitano ya tiene una sentencia por este motivo, concretamente por discriminación salarial indirecta por cuestión de género que afecta a las limpiadoras municipales. Una sentencia, en primera instancia, que condenó al ayuntamiento a indemnizarlas con 6.251 € y a subirles el sueldo al quedar  acreditado que las limpiadoras municipales perciben unos 80 euros menos en comparación  con el  personal laboral masculino de la plantilla que está adscrito al mismo grupo y desempeñando unas  funciones profesionales  análogas.
 
Desde CNT nos suenan hipócritas las declaraciones institucionales sobre el día de la mujer trabajadora que parten desde el Equipo de Gobierno del PP abderitano  cuando este, arrastra una sentencia tan contundente como esta. Un fallo judicial que han preferido recurrir para echar balones fuera y dilatar el cumplimiento de la misma. Es el mismo modus operandi que han hecho con otros conflictos laborales mantenidos con esta sección sindical de CNT que han terminado perdiendo en instancias superiores.
 
Y es que la brecha salarial no solo está arraigada en el sector privado. El caso del Ayuntamiento de Adra es un ejemplo de que esta problemática incide también en la administración pública, en este caso la local.  El trabajo de cuidados o limpieza, que tradicionalmente ha sido  asignado a las mujeres, está peor valorado social y económicamente. Las nóminas de las limpiadoras municipales, con los salarios más bajos de todo el personal laboral son una
prueba palpable de esta discriminación salarial que hemos venido denunciando por lo que ellas, afrontan tranquilas, la resolución del recurso.
 
Con el seguimiento de la convocatoria de huelga en el turno de tarde, las limpiadoras afiliadas a la sección sindical de CNT han secundado la huelga general de 24 horas que la central anarcosindicalista había convocado para la jornada del 8 de marzo; una huelga a la que también, se han sumado otros compañeros de trabajo que han querido estar solidariamente en esta lucha.



Croniquilla de la presentación del libro "Madre anoche en las trincheras"

Fue emocionante la presentación de «Madre anoche en las trincheras» el nuevo libro de Fran Martín. El autor tuvo la amabilidad de aceptar la invitación de CNT y acercarse hasta nuestro local para hablarnos de este libro. A través de la correspondencia de los hermanos Corral Martínez, combatientes republicanos, este profesor de Geografía e Historia, reconstruye el periplo por el frente de estos combatientes. Una historia que empezó a hilvanarse de forma fortuita, cuando casualmente, estas 36 cartas llegaron a sus manos. Unas cartas que pudimos ojear y palpar durante la charla. Con una caligrafía forjada en la escuela rural de «las Casillas», una pedanía de Serón. Un pueblo que se vio sorprendido, como tantas poblaciones, por el golpe militar. Pronto los vecinos reaccionaron formando un «comité revolucionario» para satisfacer las expectativas de cambio y paliar las penurias que habían padecido hasta la época. 


Pero este libro, pone más el acento en el aspecto humano que en el político. Del esfuerzo de un maestro rural por instruir a los muchachos de un pueblo de interior de aquella época y de esa especie de cordón umbilical, en forma de cartas, que la «camarada» Carmen Martínez Cano, otra de las protagonistas de este relato, como tantas madres coraje marcadas por la tragedia, recibe periódicamente de sus vástagos. La era de las Casillas se transformará en una improvisada plaza, el centro neurálgico de las comunicaciones, donde el diligente funcionario de correos voceará periódicamente: ¡Cartas del frente! ¡Cartas del frente! La derrota, al final, vino a traer más incertidumbre a estos desheredados. La posguerra, será tan inmisericorde como la propia contienda para los vencidos. Pero esta parte de la historia, la tendrán que descubrir, como apuntó el propio autor, los lectores y lectoras del libro.